Con la edad llega la sabiduría. Al igual que las muelas del juicio.

Debe haber escuchado muchas historias de horror de amigos y familiares sobre su extracción de muelas del juicio. Aunque la experiencia puede ser angustiosa, no siempre es así. Por lo tanto, si la noticia de la extracción de las muelas del juicio le produce sudores fríos, está en el lugar adecuado.

Este artículo le ayudará a entender qué son las muelas del juicio, cuándo deben extraerse y cómo recuperarse rápidamente de la cirugía.

Las muelas del juicio o terceros molares son el último conjunto de dientes permanentes que crecen en la mayoría de las personas al final de la adolescencia o al principio de los 20 años (es decir, entre los 17 y los 25 años). Alrededor del 65% de las personas tienen muelas del juicio y, de ellas, el 85% necesita una cirugía de extracción. En algunas personas, las muelas del juicio ni siquiera se desarrollan, mientras que en otras no causan ningún problema.

¿Cuándo hay que extraer las muelas del juicio?

Las muelas del juicio a veces pueden estar mal alineadas. En estos casos, crecen de forma horizontal, en un ángulo que se aleja o se acerca a los segundos molares o en un ángulo que se dirige hacia dentro o hacia fuera. Las muelas del juicio también pueden estar retenidas. En el caso de las muelas del juicio impactadas, los dientes permanecen dentro del tejido blando y salen sólo parcialmente a través de la encía.

En estas dos condiciones, las muelas del juicio pueden causar una serie de problemas para una boca sana. De ahí que se deba realizar una cirugía de extracción para evitar problemas dentales como:

  • Dolor de mandíbula
  • Infecciones
  • Enfermedad de las encías
  • Caries dental en los terceros molares parcialmente erupcionados
  • Halitosis (mal aliento)
  • Daños en los dientes y hueso
  • Formación de un quiste dentro del hueso de la mandíbula

También puede ser necesaria una extracción si tiene caries o enfermedad de las encías o si su boca es demasiado pequeña para que quepa la nueva dentadura (hacinamiento).

Qué esperar durante la extracción

Dependiendo de la complejidad del procedimiento, su dentista o un cirujano oral puede utilizar uno de los tres tipos de anestesia: local, general o sedación.

Una vez administrada la anestesia, su dentista hará una incisión en el tejido de la encía. Esto deja al descubierto tanto el diente como el hueso. Ahora, el dentista retirará el hueso para acceder a la raíz del diente. A continuación, extraerá la muela del juicio y limpiará el lugar de cualquier residuo. Una vez finalizada la extracción, el dentista puede cerrar la herida abierta con puntos de sutura (no todo el mundo necesita puntos), y colocar una gasa sobre el lugar de la extracción para favorecer la formación de un coágulo de sangre.

Consejo de precaución: Dado que estará bajo anestesia, es posible que tenga que llevar a alguien a la intervención (aunque sólo sea una intervención de un día) para que pueda llevarle de vuelta a casa.

Consejos para una rápida recuperación

Después de la intervención, habrá un periodo de recuperación que durará unos días. Durante este período, es normal que haya algo de dolor, malestar e hinchazón. Para asegurarse de que su recuperación se desarrolle según lo previsto, a continuación encontrará algunos consejos útiles que puede seguir tras el procedimiento de extracción:

Consejos para el procedimiento posterior a la extracción

● Escuche a su dentista o cirujano oral

Su dentista o cirujano oral es su mejor guía para una recuperación rápida y fácil. Como cada caso es diferente, su dentista le proporcionará instrucciones específicas para su caso. Asegúrese de seguir sus instrucciones postoperatorias al pie de la letra.

● Controle el sangrado

Es normal que rezume algo de sangre el primer día después de la cirugía de extracción. Incluso puede experimentar el enrojecimiento de la saliva al enjuagarse. Es aconsejable que primero se enjuague y luego coloque una gasa sobre la zona para controlar el sangrado. Para minimizar la hemorragia, debe intentar sentarse en posición vertical y evitar el ejercicio vigoroso durante unos días.

También debe evitar escupir en exceso para evitar que el coágulo de sangre se desprenda del alveolo. Esta situación se conoce como alveolitis seca y puede dificultar el proceso de recuperación. Según un estudio publicado en el Journal of Oral and Maxillofacial Surgery, la clorhexidina puede prevenir el alveolo seco. Por lo tanto, pregunte a su dentista sobre la aplicación de un gel de clorhexidina como Hexigel para prevenir la afección.

● Tome su medicación para el control del dolor

Una extracción de muelas del juicio está destinada a causarle algo de dolor. Sin embargo, su dentista o cirujano oral le recetará algunos analgésicos para controlar el dolor. Asegúrate de tomarlos tal y como te los han recetado para evitar el dolor y seguir con tu vida diaria.

● Utiliza una bolsa de hielo

La extracción de los terceros molares puede causar hinchazón y hematomas en las mejillas. Para aliviar la hinchazón, utilice una bolsa de hielo cada veinte minutos durante veinte minutos. La hinchazón suele desaparecer en dos o tres días. Los hematomas, sin embargo, pueden tardar más en curarse.

● Descansa mucho

Cuando se trata de una recuperación a largo plazo, es mejor tomarse las cosas con calma antes de apresurarse a volver a la rutina diaria. Por lo tanto, asegúrese de descansar todo lo que pueda durante unos días después de la extracción. Además, mantenga la cabeza elevada descansando sobre almohadas.

● Evite el consumo de tabaco

Los productos del tabaco, ya sean cigarrillos o tabaco de mascar pueden ser perjudiciales para su recuperación. Además, el acto de fumar también puede provocar sequedad en la cuenca, lo que retrasará su recuperación. Por lo tanto, evite el uso de cualquier producto de tabaco durante al menos una semana después de la cirugía en caso de que los utilice.

● Mantenga una higiene bucal adecuada

Su dentista le aconsejará que no se cepille, enjuague, escupa o utilice un enjuague bucal durante las primeras 24 horas después del procedimiento. Una vez que reanude el cepillado de los dientes, asegúrese de ser suave alrededor de la herida. También debe enjuagarse suavemente la boca con un enjuague bucal antibacteriano o con agua salada tibia cada dos horas y después de las comidas.

Consejos dietéticos

● Vigile la ingesta de líquidos

Asegúrese de beber mucho líquido después de la intervención. Esto incluye agua y zumos de fruta caseros. Debe evitar las bebidas con cafeína, carbonatadas, alcohólicas y calientes durante las primeras 24 horas después de la intervención, ya que pueden interferir en el proceso de curación. También debe evitar beber con pajita durante una semana, ya que la acción de succión puede hacer que el coágulo de sangre se desprenda y forme una cuenca seca.

● Tenga en cuenta su dieta

Durante las 24 horas posteriores a la intervención, coma sólo alimentos blandos. Una vez que pueda tolerar la ingesta de alimentos sólidos, limítese a los alimentos semiblandos. Evite los alimentos masticables, calientes y picantes durante algunos días, ya que pueden atascarse en la cavidad o causar irritación en la herida.

Aunque la recuperación de la extracción de la muela del juicio puede ser dolorosa, con las medidas adecuadas puede hacer que este periodo sea mucho más cómodo. Esperamos que estos consejos le resulten útiles después de la operación.

Fuentes:

  • https://www.webmd.com/oral-health/wisdom-teeth-adult#1
  • https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/wisdom-tooth-extraction/about/pac-20395268
  • https://www.readingoralsurgery.com/surgical-instructions/wisdom-tooth-removal/?_ga=2.71337619.1823233765.1539750180-233891798.1538977030
  • https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/wisdom-teeth/symptoms-causes/syc-20373808
  • https://www.mouthhealthy.org/en/az-topics/w/wisdom-teeth

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *