El look de la hora dorada. Es algo que muchos fotógrafos quieren dominar. Capturar la luz dorada natural del sol, ya sea saliendo o poniéndose; es un efecto mágico, místico y etéreo que cualquier fotógrafo querría perfeccionar.

Capturar el look de la hora dorada puede parecer fácil. Después de todo, simplemente hay que disparar mientras el sol sale o se pone, ¿verdad? Pero eso no es todo. Hay muchos factores que debes tener en cuenta.

En primer lugar, el tiempo no siempre cooperará. Habrá días en los que no podrás realizar la sesión de fotos en el exterior porque llueve o porque se avecina una tormenta. A veces, el tiempo y las condiciones exteriores resultan perfectos para tus planes, pero cuando llegas al lugar, las nubes empiezan a acumularse.

En segundo lugar, habrá casos en los que estarás presionado por el tiempo. Por tanto, no podrás esperar a que el tiempo sea ideal para fotografiar ese look de la hora dorada.

Todos estos son casos en los que el sol, que es el principal protagonista del look de la hora dorada, no está o se esconde. Pero no te preocupes, porque en realidad hay varios consejos y trucos que puedes seguir (y dominar) para no tener que preocuparte por perfeccionar el look de la hora dorada cuando te encuentres atrapado en las circunstancias más desfavorables.

Consejos y trucos para fingir el look de la hora dorada

El look de la hora dorada tiene ciertas características. Cada foto debe mostrar dimensiones, calidez y luz suave, tonos de piel dorados y un buen contraluz (cuanto más radiante, mejor). Incluso sin salir al exterior y fotografiar a primera hora de la mañana o al atardecer, se puede conseguir este look. Estos son algunos consejos sencillos para conseguir el aspecto de la hora dorada.

El equipo básico para conseguir el aspecto de la hora dorada incluye lo siguiente:

  • Geles dorados, amarillos o de color naranja claro (también se pueden utilizar geles CTO).
  • Luz externa (un estroboscopio o un flash; cualquiera de los dos sirve) como fuente de luz principal.
  • Objetivo rápido para un fondo de enfoque suave.
  • Una variedad de filtros de densidad neutra para evitar la sobreexposición de sus imágenes.

Los siguientes son consejos más detallados para su sesión de la hora dorada falsa.

Elija si va a disparar en interiores o exteriores

Puede disparar dentro o fuera de su casa. Disparar en interiores sería más fácil porque tienes más control de tus luces y geles. Todos los consejos y trucos de este tutorial están enfocados a fotografiar en interiores.

Utiliza varios flashes y geles.

Necesitarás un flash potente para el fondo. Utiliza un gel dorado para cubrir su luz. Si no puedes encontrar un gel dorado, utiliza colores sustitutivos como el naranja claro o el amarillo. No olvides colocar el flash delante o fuera de la ventana. La refracción de la luz se puede conseguir apuntando el flash hacia la ventana. Más información sobre esto en #4.

Define el primer plano utilizando un flash más débil

Utiliza un flash más débil para el primer plano y asegúrate de que está cubierto por gel dorado, o naranja, o amarillo. Coloque el gel sobre el flash.

Es importante practicar la difusión de la luz, ya que es lo que debe hacer para producir un brillo suave. Asegúrate de dirigir la luz lejos y no hacia el primer plano.

Encuentra un buen reflector dorado y una caja de luz. El reflector es para cuando proyectes la luz sobre la pared, mientras que la caja de luz se utilizará para crear una luz direccional. Apunta la luz hacia el primer plano utilizando la softbox para conseguir el efecto que deseas.

Aprovecha la ventana

Si tu ubicación interior tiene una o dos ventanas, aprovéchalas. Coloca el flash directamente fuera de la ventana, ya que de este modo el sujeto parecerá estar de pie, sentado o tomando el sol de la tarde.

Esto se conoce como la técnica «a través de la ventana» y es perfecta para las tomas en interiores o para los casos en los que no hay luz solar o cuando te ves obligado a disparar en el momento equivocado del día.

Utiliza los ajustes correctos de la cámara

Es importante conocer los ajustes correctos cuando se dispara en interiores. Todo fotógrafo sabe que los ajustes difieren según el lugar. Los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta son los ajustes de apertura, ISO y velocidad de obturación.

Una velocidad de obturación baja y una apertura alta son necesarias si el objetivo es producir imágenes nítidas de la hora dorada con un enfoque casi perfecto. Para evitar el desenfoque de la imagen, asegúrese de colocar la cámara en un trípode resistente. Con una velocidad de obturación baja, te será más fácil capturar más luz. El ajuste de alta apertura es esencial para producir las imágenes nítidas.

Además, tienes que mantener tu ISO por debajo de 200. Si no tiene otra opción, intente mantenerlo por debajo de 1.000. Mantener el ISO bajo significa más rango dinámico y menos ruido para tu foto.

Para obtener imágenes más brillantes o etéreas, hay que seguir los siguientes ajustes: apertura baja, velocidad de obturación alta y el ISO adecuado para el equilibrio de la iluminación. Si necesitas un repaso rápido, echa un vistazo a nuestro artículo sobre el triángulo de exposición.

Usa Adobe Lightroom

También puedes hacer algunos trabajos de postproducción, posteriores a la toma, usando Adobe Lightroom. Hay técnicas sencillas que pueden ser útiles para conseguir el aspecto de la hora dorada. En particular, se puede utilizar la última versión de Lightroom (a partir de la versión 5), que cuenta con el filtro radial que se puede utilizar para crear un aspecto similar al del sol. La mezcla adecuada es importante, pero esta técnica también utiliza el panel de tonos divididos y el deslizador de color de las altas luces, especialmente si quiere producir colores buenos y naturales.

Siempre es mejor disparar fotos de «hora dorada» durante la hora dorada. Pero para los casos y situaciones en los que las circunstancias no son ideales o no están a tu favor, no hay nada malo en utilizar los consejos y trucos mencionados anteriormente para crear fotos de la hora dorada de buena calidad. Como siempre, no te olvides de practicar porque, como en todo lo que hacemos, la práctica hace la perfección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *