En Defensa echa un segundo vistazo a un artista o un álbum muy denostado y se pregunta: «¿Era realmente tan malo?»

La icónica introducción del teclado, el traqueteo del sombrero alto y, a continuación, las inmortales palabras de Bruce Springsteen, «Blinded by the Light». Sólo que no es Bruce el que canta: es Chris Thompson, vocalista de la Earth Band de Manfred Mann, versionando el primer tema del álbum de debut de Springsteen de 1973, Greetings From Asbury Park, N.J.

Si leíste la lista de Cover Me de las mejores versiones de Springsteen, publicada ayer, probablemente te sorprendió, o te alivió, no verla en la lista. A mí me sorprendió aún más que se rechazara su inclusión. Después de todo, es la única canción de Springsteen que ha alcanzado el número uno en Billboard. (Nota del editor: yo tampoco podía creerlo, pero es cierto: tres #5, dos #2, ningún otro #1). No he encontrado absolutamente ninguna referencia a ella en las recopilaciones de las peores portadas de todos los tiempos. Así que en lugar de escribir un simple párrafo para la lista explicando por qué es una portada sólida, «con una roca en el hombro» escribí este artículo en su lugar.

Manfred Mann es el nombre artístico del rockero sudafricano Manfred Sepse Lubowitz. La Earth Band fue en realidad el tercer grupo que llevó su nombre. La primera encarnación, llamada simplemente Manfred Mann, consiguió éxitos con versiones: «Do Wah Diddy Diddy» de 1964 y «The Mighty Quinn» de 1968. El grupo original se disolvió, pero el propio Mann fundó más tarde Manfred Mann Chapter Three a finales de los 60, y luego Manfred Mann’s Earth Band a principios de los 70. Si el grupo no hubiera versionado «Blinded by the Light», muchos aficionados al rock probablemente nunca habrían oído hablar de ella, ni siquiera habrían pensado en ella. En la época anterior a Internet, mucha gente no sabía que la versión de Earth Band era una versión porque no tenía forma de saber que existía un original.

Springsteen publicó por primera vez el tema en su álbum de 1973 Greetings From Asbury Park, N.J. Aunque se considera un clásico entre los críticos de rock y los fans más acérrimos, el álbum nunca se vendió especialmente bien para los estándares de Springsteen. Tardó cinco años en ser disco de oro (500.000 unidades vendidas) y dieciocho años en ser disco de platino (1 millón de unidades). El segundo hito se debe probablemente al hecho de que se editó por primera vez en CD en Estados Unidos en 1988 y muchos propietarios de vinilos simplemente lo volvieron a comprar. A menos que tengas este álbum, es probable que no hayas escuchado el original «Blinded by the Light», ya que la radio le dio poca difusión y Columbia Records no lo incluyó en ninguna recopilación o álbum en vivo hasta 2003. Incluso si has visto a Springsteen en directo, lo más probable es que tampoco le hayas oído tocarla, ya que Setlists.fm la sitúa en el puesto 140 de las canciones más reproducidas.

La única razón por la que existe la canción es que, después de que Springsteen terminara el álbum, el presidente de Columbia, Clive Davis, la rechazó, diciendo que no había singles de éxito. Así que Springsteen escribió tanto «Blinded by the Light» como «Spirit in the Night». Desde el punto de vista de la historia, las instrucciones de Davis resultarían importantes para la carrera de Springsteen, aunque no impulsaron las ventas iniciales del álbum. Mientras que «Spirit in the Night» se convertiría en un elemento básico de los directos de Sprinsteen, «Blinded by the Light» fracasó cuando se publicó como single. Según Rolling Stone, «se vendieron tan pocas copias en su momento, que las copias de stock del 45 original se encuentran ahora entre los artículos más raros y codiciados de su extensa discografía».

La falta de éxito comercial no disminuye la calidad de la canción, simplemente no es un arreglo apto para la radio. El original de Springsteen parece un híbrido entre las divagaciones de Bob Dylan y una de las primeras canciones de rock n’ roll de otra dimensión. Springsteen escribió la letra con un diccionario de rimas a mano, lo que explica que se lea como un ejercicio de asociación de palabras. La canción presenta una letanía de frases encadenadas en una serie de rimas alucinantes. «And now in Zanzibar a shootin’ star was ridin’ in a sidecar hummin’ a lunar tune/ Yes, and the avatar said blow the bar but first remove the cookie jar we’re gonna teach those boys to laugh too soon». Mientras explicaba la letra al público durante un episodio del programa Storytellers de VH1, Springsteen les advirtió: «No le deis demasiadas vueltas al asunto».

La portada de Manfred Mann tuvo una trayectoria totalmente distinta. Warner Brothers la publicó como tema de apertura del álbum del grupo de 1976 The Roaring Silence. La banda convirtió el tema en una epopeya de siete minutos con sabor a prog-rock, con múltiples movimientos y secciones, así como con la voz de Thompson. También hay una edición de tres minutos para el single, pero la versión del álbum es muy superior, con un solo de guitarra de casi dos minutos y, sobre todo, el famoso ejercicio de piano «Chopsticks».

Después de alcanzar el número uno en Billboard en 1977, la portada se convirtió en un elemento básico de la radio de rock clásico en las décadas siguientes, dándole una segunda vida casi infinita. Si hay alguna controversia persistente sobre la canción, es porque cuando Thompson cantó la palabra «deuce», sonó mucho como «douche». Considero que esto es un síntoma de la época anterior a Internet, cuando no podíamos buscar en Google las letras de las canciones para saber qué decía la gente. Así que la canción se ganó un lugar junto a «‘Scuse me while I kiss this guy» o «No thought orgasm in the classroom» como uno de los grandes mondegreens del rock. Tanto Springsteen como Mann han reconocido que el malentendido lírico probablemente estimuló la popularidad de la portada. «Tengo la sensación de que esa es la razón por la que la canción se disparó hasta el número uno», dijo Springsteen en Storytellers.

Asimismo, el viejo dicho «la razón por la que las discusiones académicas son tan acaloradas es que no hay nada en juego» suena a verdad aquí. Así que, aunque «Blinded by the Light» no sea la mejor versión de Springsteen, es sin duda una de las más importantes y, en mi opinión, debería haber estado en la lista de las mejores versiones de Springsteen de Cover Me. Escúchala a continuación y dinos lo que piensas.

¡Cover Me está ahora en Patreon! Si te gustan las covers, esperamos que consideres apoyarnos allí con una pequeña suscripción mensual. Hay un montón de ventajas exclusivas sólo para los mecenas: listas de reproducción, boletines, descargas, debates, encuestas… demonios, dinos qué canción te gustaría escuchar versionada y lo haremos realidad. Más información en Patreon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *