Cuando se trata de modelos de marketing, el modelo de marketing de las 4P es el más tradicional y orientado a los negocios, y con el que probablemente esté familiarizado. Las 4P representan el producto, el precio, la promoción y el lugar. Para un modelo más orientado al cliente, puede seguir el modelo de marketing de las 4C. El modelo de marketing de las 4C fue propuesto por primera vez por Bob Lauterborn en un artículo publicado en Advertising Age en 1990. Lo consideró una posible alternativa eficaz. A continuación se presenta un breve desglose del modelo de marketing de las 4C, que consiste en consumidor, coste, conveniencia y comunicación.

Consumidor

En primer lugar, tiene que saber quiénes son sus clientes objetivo y cuáles son sus necesidades y deseos. El consumidor debe dirigir todos sus esfuerzos de marketing de aquí en adelante. Tener conocimiento de su público objetivo hace que sea más fácil crear un producto que satisfaga una necesidad en el mercado. Aquí es donde entra en juego su buyer persona. El comprador persona representa a su cliente ideal y, una vez que lo entiende, comprende mejor a su público objetivo. Esto conduce a una mejor comunicación con sus consumidores y les da la sensación de que usted también los entiende, lo que lleva a mejorar las ventas. Por supuesto, el producto es un foco importante en cualquier modelo de marketing, pero recuerde siempre el valor del consumidor.

Coste

En el modelo de marketing de las 4C, el coste evalúa las consideraciones de coste desde la perspectiva del comprador. Determinar el coste implica realizar una investigación detallada sobre lo que los clientes pueden y están dispuestos a pagar. Además, hay que investigar el coste de los productos de la competencia. La investigación le ayudará a averiguar si la venta de su producto a un coste que los clientes están dispuestos a pagar será rentable o no. También tendrá que tener en cuenta los costes añadidos de la compra de su producto fuera de su precio de etiqueta. Por ejemplo, cuánto tendrán que pagar los clientes en concepto de impuestos, gastos de envío o costes de transporte.

Una cosa que es importante tener en cuenta es que el punto de precio de su producto no es lo que necesariamente convence a los consumidores para comprar su producto. Al fin y al cabo, un precio bajo no siempre impulsa las ventas. Al final, es el beneficio de su producto el que ayudará a soportar sus costes.

Explore más modelos de marketing: Entender la diferencia entre medios ganados y medios pagados y adoptar el modelo PESO

Comunicación

La comunicación se refiere a la forma en que se relacionará con sus clientes. Querrá encontrar formas de relacionarse con sus clientes objetivo para generar confianza en su marca y su producto. Los clientes quieren saber cómo la compra de su producto les beneficiará y eso es lo que debe centrarse en comunicar. Debe centrarse en proporcionar información relevante a los clientes para ayudarles a averiguar cuáles son sus problemas, necesidades o retos. Esto le permitirá posicionar su producto como una solución potencial. Para ello, debe hacer preguntas a sus clientes y escuchar lo que tienen que decir. Al fin y al cabo, la comunicación es una vía de doble sentido.

Promover productos consiste en decir lo que tienes que decir y esperar que el cliente lo compre. La comunicación consiste en reforzar el conocimiento de los clientes y generar confianza en la marca. Una de las mejores formas de hacerlo es a través de las redes sociales.

La conveniencia

La conveniencia se centra en lo fácil que es para los clientes comprar su producto. Usted querrá identificar las barreras potenciales y averiguar las formas de eliminar esas barreras con el fin de mejorar la conveniencia del cliente. Por ejemplo, puede que una interfaz de usuario deficiente impida a los clientes potenciales utilizar su sitio de comercio electrónico. Ofrecer un servicio de atención al cliente de calidad para facilitar el proceso de compra es también una faceta importante para mejorar la comodidad.

En el mundo actual, el consumidor tiene más poder que nunca. Por ello, sus esfuerzos de marketing tendrán más éxito si adopta un enfoque más orientado al cliente. Al utilizar el modelo de marketing de las 4C, tendrá más éxito al dirigirse a los clientes que realmente están interesados en lo que usted ofrece. Por no mencionar que este enfoque le ayudará a establecer relaciones duraderas con sus clientes.

Lea más artículos de Stevens & Tate aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *