Cómo funciona

Las inyecciones de Prolozone son terapias no quirúrgicas de reconstrucción de ligamentos y tejido conectivo. La inyección incluye sustancias productoras de colágeno y gas ozono, que pueden reconstruir el tejido dañado o debilitado en las articulaciones y sus alrededores. Estas sustancias se inyectan en el tejido conectivo dañado para reconstruir la zona.

Prolozone repara y tensa los ligamentos laxos o el tejido conectivo parcialmente desgarrado al detener el ciclo inflamatorio. Esto permite una mejor circulación, un mayor flujo sanguíneo que transporta nutrientes y la hidratación de los tejidos dañados.

El procedimiento es muy seguro. Es de esperar que se produzcan algunas molestias tras las inyecciones. Puede ser necesario repetir las inyecciones, según la recomendación de su médico.

Los beneficios de la terapia con Prolozone pueden incluir:

  • Disminución del dolor
  • Aumento de la amplitud de movimiento
  • Estabilización de la zona afectada

Es excelente para todas las formas de dolor musculoesquelético y articular, incluido el dolor crónico de cuello y espalda, las lesiones del manguito de los rotadores, las caderas y rodillas degenerativas y artríticas, los discos degenerados y el dolor de hombro y codo. Al reparar el tejido conectivo, esperamos revertir permanentemente el dolor crónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *