Sabemos que algunas personas no encuentran la digestión tan interesante. Comes, digieres y ya sabes el resto, ¿no?
¡Error!
La digestión es un proceso fascinante con todo tipo de hechos interesantes y menos conocidos. Compartimos tres de nuestros favoritos para ayudarte a entender mejor tu cuerpo y sus sistemas, y para que pienses en tu próxima revisión y nos aseguremos de que todo funciona bien.

Tu sistema digestivo desafía la gravedad

Si quisieras, podrías digerir tu comida estando de pie sobre tu cabeza. Esto se debe a que nuestro sistema digestivo no depende de la gravedad para hacer el trabajo, sino de nuestros músculos.
Cuando comes algo, los músculos del esófago se contraen y se relajan en oleadas, lo que empuja la comida a lo largo del sistema, hacia el estómago y finalmente hacia los intestinos.¡
No recomendamos intentar ir con los pies en alto mientras se come, pero es muy bueno saber que se puede si se tiene que hacer.

Los humanos son máquinas de hacer saliva

En realidad no, pero todos producimos alrededor de dos pintas de saliva cada día! Eso son 32 onzas o dos latas de refresco. Necesitamos esa cantidad para humedecer nuestros alimentos y hacer que la transición de cada parte del sistema digestivo a la siguiente sea lo más suave posible.
La saliva también descompone ciertos alimentos tan pronto como están en la boca, lo que significa que el proceso digestivo comienza antes de que los alimentos lleguen al estómago.

El estómago es sólo una pequeña parte de la digestión

Como hemos mencionado, la saliva comienza a descomponer ciertos alimentos tan pronto como están en la boca. A continuación, el estómago lo revuelve con ácidos digestivos para ayudar al proceso.
Después de eso, el intestino delgado toma el relevo y comienza el verdadero trabajo. Aquí es donde la comida se digiere por completo con la ayuda de las enzimas, y también donde el cuerpo absorbe los nutrientes que le has dado con la comida.
Como siempre, queremos que pienses en tu sistema digestivo y en cómo uno sano puede mejorar tu bienestar general. Habla con tu médico sobre cualquier problema digestivo al que te enfrentes para que se asegure de que está correctamente revisado y en funcionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *